El inmovilismo editorial y la edición independiente.

¡Buenas tardes, viajeros espaciales!

Gracias al siempre interesante blog de Lecturalia abro debate sobre algo que se lleva viendo desde hace tiempo en el sector editorial español (no conozco los de otros países, sorry): la caducidad del modelo editorial.

Antes del artículo, resalto y añado a mi manera los puntos claves:

  • La forma de entender la literatura ha cambiado de arte a negocio. Y siempre ha sido negocio, ojo (que el altruismo está muy bien para los millonarios), pero si alguien invierte tiempo y dinero, es porque esperar obtener rédito de ello. El problema es que antes se comercializaba arte. Ahora se comercializa un producto diseñado. Y eso está matando a la literatura poco a poco, cual sanguijuela sin prisa.
  • El consumo de literatura es más frenético. Cada vez queda menos tiempo para sentarse tranquilamente en un sillón mullido, con el gatito en el regazo, el perrete en la alfombra y la chimenea crepitando. Obviamente, el mundo editorial debe adaptarse al cambio en la forma de consumo. 
  • La facilidad de publicación y el alcance millonario está saturando el mercado independiente. Y eso es malo. Pero malo malo. Malo nivel bruja de Disney. Porque miles de obras mediocres mal editadas (sin maquetar, sin revisar, sin guiones literarios (juro que he visto libros así, con los diálogos como lista numerada, pero con guiones en vez de números. Guiones cortos… Tres días con los ojos sangrando que estuve))… Obras mediocres mal editadas, digo, hacen que el lector “profesional” desconfíe por defecto, cuando quizás, el autor del libro de al lado ha pagado a un diseñador para la portada, ha maquetado con programa profesional (o a pagado para que lo maqueten), ha corregido una y otra vez y un largo etcétera. Básicamente, la facilidad de publicación inmediata está fagocitando los libros editados tras meses de trabajo personal y/o profesional.
  • Y por último, pero no menos importante: las editoriales no están sabiendo reaccionar antes el cambio de mentalidad lectora. Siguen empeñadas en vender productos a precio de oro, sacando el mayor beneficio posible por unidad vendida, cuando quizás lo que deberían hacer es facilitar la compra para ganar por volumen de venta. Más otros factores que dan para otro post. Sintetizando: es el inmovilismo editorial el que ha puesto alfombra roja y música de fanfarria a la edición independiente. 

Pero todo esto lo explica mucho mejor la gente de Lecturalia:

EL FINAL DE LA NOVELA CONTEMPORÁNEA (artículo de Lecturalia)

Sentiros libres de opinar, viajeros espaciales. ¡Los comentarios son gratuitos! Y feliz reflexión…

Consejos para nuevos escritores de “Me Gusta Escribir”.

¡Buenas tardes, viajeros espaciales!

Inauguro esta sección de consejos sobre escritura y edición de libros con una recopilación de consejos para nuevos escritores, y de paso presento la página que los aglutina:

Me Gusta Escribir

Para quien no lo sepa, Me Gusta Escribir es un proyecto del gigante editorial Random House que pretende hacer las funciones de red social para nuevos autores, aunque va más allá. Noticias, consejos para principiantes y no tan principiantes, videoblogs, recursos… Además, en su “filial” Caligrama Editorial (antes llamada Me Gusta Escribir Libros) puedes autopublicar tu obra. Básicamente, Me Gusta Escribir pretende ser el todo en uno de los escritores nóveles e independientes.

(más…)

“READY PLAYER ONE”, de Ernest Cline.

 

Ready Player One

¡Buenas tardes, viajeros espaciales!

Retomo las reseñas sin spoilers con un libro que, para éste que aporrea el teclado, fue una sorpresa. ¿Por qué? Porque lo descubrí de refilón, investigando sobre otra de mis pasiones a las que no le puedo dedicar tiempo: el cine. Pero la cháchara, para el cuerpo del post, ¿os parece?

(más…)

¿División de género en la literatura?

¡Buenos días, viajeros espaciales!

¿Hay machismo, a posta o heredado, en la forma de escribir de un hombre? ¿Son las mujeres más proclives a unas palabras, cuando los hombres utilizan otras?

Interesante artículo de Librópatas que lleva a una reflexión más interesante aún.

¿Se puede saber si firma un escritor o una escritora por las palabras que usa? (artículo Librópatas)

Y es que nunca me había planteado algo así, que en la forma de escribir de un autor (genérico) se pudiese discernir los costumbrismos heredados que nos llevan a la eterna separación de género. He leído libros de hombres y de mujeres, y la verdad es que nunca he notado nada diferente (quizás por el género literario, que casi siempre ha sido ciencia ficción). Pero una vez leído el artículo de Librópatas, uno piensa y hasta le encuentra sentido al sinsentido.

A mí no me importaría que hombres y mujeres escribiesen distinto, pues somos seres humanos, sí, pero no dejamos de ser diferentes a muchos niveles (entendiendo la separación como algo NATURAL, no como algo maligno; sólo si normalizamos y aceptamos que somos dos géneros de una misma especie, dilapidaremos de una vez por todas la separación “política” de género). Lo que sí que no me gustaría, por todo lo que implica, es que hombres y mujeres escribiesen distinto por un posicionamiento involuntario en uno de los “bandos” de la raza humana, heredado por cientos de años de “lucha” estúpida entre hombres y mujeres, pues algo “codificado” en el ADN es más difícil de erradicar.

Porque todos somos seres humanos que viajan por el universo en la nave Tierra. Punto. Y quien quiera leer o escribir romántico con portadas pastelosas, ¡adelante! Yo siempre he querido probar ese género desde el punto de vista de Poneletras, lo admito.

La transcendencia de lo literario

¡Buenos días, viajeros espaciales!

Inauguro la sección de Noticias Robadas con un enlace a un artículo de Gonzoo, web multidisciplinar de noticias, actualidad, curiosidades y más.

Artículo de Gonzoo

Además de por las fotos (sí, soy un friki de El Señor de los Anillos, de esos que releían los tomos de su hermano mientras aseguraba que jamás se podría hacer una película de imagen real), el artículo me llamó la atención por la transcendencia que puede llegar a tener un personaje creado por un escritor.

En este caso, Gandalf salta de arte en arte, de la librería al cine, del dibujo a la fotografía, y no por un afán recaudatorio de un solo ente poseedor de los derechos, sino como una forma personal de compartir con el mundo un poquito de esa magia que sentimos al consumir ficción.

Personas compartiendo creatividad con Gandalf como eje habrá muchas en el mundo, pero hoy me quedo con Akhil Suhas.

Gandalf El Guía